Cerraduras electrónicas invisibles. La mejor seguridad para ti y para los tuyos.

Si tienes familia, tu función principal es asegurarla mientras que te aseguras a ti mismo. Por eso, cuando hablamos de tranquilidad, debes pensar de forma inmediata en proteger y reforzar las puertas de tu hogar. Sobre todo, si te vas a ausentar algunos días o si tienes una segunda vivienda que no puedes habitar por alguna u otra razón. 

Es por eso, que las cerraduras juegan un papel muy importante y es aquí cuando debes pensar en las mejores opciones. Una alternativa bastante interesante son las cerraduras eléctricas invisibles, tu mejor opción de seguridad frente a los ladrones.

¿Qué es una cerradura invisible electrónica?

Se trata de un tipo de sistema de seguridad diseñado para ser instalado en puertas de hogares y oficinas. La idea de su funcionamiento es controlar las entradas y salidas del lugar donde son instaladas para así garantizar su seguridad.

Su nombre de invisible se debe a que no son visibles para para nadie que esté fuera de la casa. Para instalarlas, necesitan de una pequeña obra en el marco de la puerta en el que se instalarán y así dejarlas totalmente ocultas. 

Así, quién entrar a tu casa sin permiso, no podrá verla y creerá que si no hay ningún sistema de seguridad es porque no hay nada de valor dentro de ella. Su instalación es sencilla y no necesitarás mayor cantidad de herramientas.

Cerraduras invisibles electronicas

¿Cuánto cuesta una cerradura invisible electrónica?

En el mercado puedes encontrar una gran variedad de este tipo de cerraduras. Las hay desde 15 hasta 300 euros y más. Todo va a depender del tipo de seguridad que buscas darle a tu hogar o de las funciones adicionales que cada una de ellas te ofrece. 

Su precio también dependerá de si son digitales, si se empotran en cajones, si ofrecen multisistemas de seguridad y demás funcionalidades. Nuestra recomendación es que cuando vayas a adquirir una, revises bien sus funciones para que instales la mejor según tus necesidades.

Funcionamiento de una cerradura invisible electrónica

Este tipo de cerraduras las puedes programar con el mando a distancia que cada una de ellas tiene. Este mismo mando a distancia es el que permite que se abra y se cierre cuando así lo requieras. Están compuestas por una pequeña batería que utilizan de forma eficiente la energía. De esta forma, no tendrás que cargarlas cada poco tiempo.

Tienen un sistema de seguridad que se activa de forma automática cuando detecta algún movimiento poco común en la cerradura principal. En este caso, nos referimos a los forcejeos pocos usuales.

Algunas de ellas avisan cuando su batería está baja y te podemos asegurar que nunca se van a quedar bloqueadas por falta de batería. Sus mandos a distancia están fabricados con códigos encriptados totalmente seguros que son imposibles de copiar. 

Algunas de estas cerraduras son mucho más modernas y funcionan con algunas aplicaciones desde el móvil que avisan al dueño del lugar cuando la puerta ha intentado ser abierta por otra persona.

Aquí te dejamos un video sobre cómo funciona este tipo de cerraduras.

¿Cómo desbloquear una cerradura invisible?

Aunque no suelen bloquearse, es importante que, para prevenir posibles bloqueos, le hagas un mantenimiento de forma periódica tanto a tu cerradura invisible como a su mando a distancia. Desbloquearla no será una tarea difícil siempre y cuando tengas en tu poder el mando a distancia o el móvil con la aplicación que te permite desbloquearla

En el primer caso, solo basta con dejar pulsado el botón del mando en dirección a la cerradura hasta que su luz cambie de verde a rojo. Si se trata de alguna aplicación en tu dispositivo móvil, solo debes acceder a la App y allí te darán las instrucciones para que puedas desbloquear de forma sencilla. 

Además, es importante que sepas que estas cerraduras tienen un sistema de emergencia que se activa cuando detecta un bloqueo incorrecto.

Como podrás ver, este desbloqueo solo lo podrás hacer tu al tener el mando o la App y no lo puede hacer nadie más. Si no te funciona ninguna de estas opciones, es bueno que te contactes con la compañía que hizo la instalación para que te ayude a resolver el problema.

Ventajas y desventajas de las cerraduras invisibles electrónicas

  • Este tipo de cerradura sin duda alguna te va a ofrecer una gran variedad de ventajas. Una de ellas es que son de fácil instalación. Para hacerlo, no tienes que usar gran cantidad de herramientas, solo basta con un destornillador para atornillar la cerradura al marco de la puerta. Incluso, si se trata de una de cristal, solo necesitas del adhesivo especial para hacerlo.
  • La colocación depende de tu comodidad. Gracias a esto, no estarás limitado en cuanto a su ubicación ya que la puedes colocar arriba, abajo o a los lados según te parezca mejor.
  • Son invisibles. Las puedes ver tú desde el interior de la casa, pero un posible ladrón no las podrá ver desde el exterior y solo forzará la cerradura visible, mientras que la invisible sigue con la protección del hogar.
  • Te ofrece una seguridad garantizada. Si por alguna razón extravías algunos de los mandos que te han proporcionado sus fabricantes, podrás de forma rápida y automática resetear los códigos de seguridad.
  • Puedes tener simplicidad con ella ya que no solo te deja instalar una sola cerradura eléctrica invisible en una puerta, sino que, si lo deseas, puedes instalar más de una y programarlas todas con un mismo mando a distancia.
  • Su sistema de seguridad detecta cualquier forcejeo en la cerradura convencional y activa una alarma para que sepas que alguien ha intentado entrar a tu casa sin autorización.
  • Sus baterías son de bajo consumo y duran bastante tiempo.
  • Su programación es súper fácil y no requiere de instrucciones profundas.

Muy a pesar de sus grandes ventajas, no podemos dejar de mencionarte también algunas de sus desventajas. Por ejemplo, debes estar pendiente del mando a distancia constantemente. A muchos les resulta un poco molestoso tener que darle la voz de mando o marcar el código en la cerradura cada vez que salen o entran en casa y algunas son un poco caras.

Tipos de cerraduras eléctricas invisibles

Aunque su sistema de seguridad es básicamente el mismo, según la forma de activar y desactivar existen variedad de modelos. 

Las cerraduras biométricas requieren de la huella dactilar del dueño para escanearla y permitir que se abra la cerradura para ingresar al lugar. También las puedes encontrar con llavero, o también conocidos como llavero/mando a distancia. En este último caso, la persona lleva consigo un llavero que se activa algunos metros de distancia para indicar a la cerradura que debe abrirse.

Por otro lado, existen las cerraduras controladas por teléfonos inteligentes. Estas utilizan aplicaciones vía Wifi o Bluetooth que permiten que el usuario controle la cerradura desde su dispositivo móvil. Y, por último, las cerraduras por vigilancia. Estas solicitan a la persona el uso de códigos especiales que permiten su acceso al lugar.

Movil para desbloquear una cerradura invisible

Algunas curiosidades sobre las cerraduras eléctricas invisibles

  • Lo que más destaca de estas cerraduras es su máxima discreción. Son invisibles ante cualquier intruso y si este intenta entrar a tu hogar, se encontrará con la gran sorpresa de que hay una cerradura adicional que no podrá violentar con facilidad.
  • Tanto las de gama alta como las más económicas pueden contar con complementos adicionales para la seguridad. Por ejemplo, pueden estar conectadas a alarmas que avisan al usuario cuando la puerta ha quedado mal cerrada o si alguien ha intentado abrir la cerradura sin autorización.
  • Entre las más buscadas por considerarse fáciles y simples están las que se abren a través de aplicaciones en los móviles o las que utilizan mandos a distancia.

Lo que debes tener en cuenta al comprar una cerradura eléctrica invisible

A pesar de ver todas las ventajas y todo lo que implica tener una cerradura eléctrica invisible, te recomendamos que tengas algunos detalles claros cuando decidas adquirir una de ellas. 

Lo principal es el tipo de puerta donde instalarás la cerradura. Aunque son sistemas modernos, debes comprobar si tu puerta es compatible con este sistema para abrirse cuando tu programes la cerradura. También, tienes que revisar el grosor de esta para que la cerradura encaje perfectamente en ella.

Otro aspecto muy importante es su batería. Deja a un lado esas cerraduras que requieren de corriente alterna para funcionar ya que si hay fallos eléctricos puedes presentar problemas con tu cerradura. También fíjate en el tiempo que dura su batería y si son recargables. Además, muchas avisan cuando está a punto de terminar carga.

Fíjate bien en el sistema de apertura que más te convenga, las más utilizadas son las que se abren con mando a distancia o a través de tus dispositivos móviles. 

Mientras más extras tenga, mucho mejor. Con esto nos referimos a funciones adicionales como alarmas, bloqueos manuales, sistemas que indican si la batería está por agotarse, y otros. 

Y, por último, sus materiales de fabricación, es importante que sean de la mejor calidad ya que hablamos de la seguridad de tu casa, de ti y de los tuyos.