Impresioning y Bumping: Los métodos más modernos de los ladrones en domicilios

Con los avances tecnológicos, los delincuentes deben perfeccionar cada vez más las técnicas que utilizan para abrir las puertas de una vivienda o de un negocio. Precisamente por ese motivo, para muchas personas esas acciones pasan desapercibidas, al menos a simple vista.

¿Quieres saber cómo evitar que apliquen métodos como el impresioning y bumping en tus puertas? En Cerrajeros Cuenca somos expertos en temas de cerrajería y en esta guía encontrarás toda la información que necesitas saber para que tus cerraduras sean menos vulnerables.

¿Qué es el impresioning?

En España utilizan con frecuencia el impresioning para robar viviendas o locales comerciales. Con este método no dejan ningún tipo de rastro de que han forzado la cerradura. Esto ocurre precisamente porque atacan directamente al bombín o cilindro.

Para salirse con la suya, los ladrones realizan una investigación exhaustiva antes de realizar el robo con la finalidad de conocer muy bien el lugar, las rutinas e incluso horas de llegada de los propietarios. Toda esta información es necesaria para que ellos puedan saber exactamente cómo atacar el bombín sin ser detectados.

El impresioning consta de dos fases, en las cuales la paciencia juega un papel muy importante. 

  • Como para poder entrar al sitio que desean robar deben tener la forma de los dientes y las marcas de la llave, en la primera fase introducen unas láminas de aluminio finas en el interior del bombín.  

De esta manera, cuando uno de los dueños del local o la vivienda introduzca su llave en la cerradura, en esas láminas se quedará impresa la forma que tiene la misma.

  • En cuanto a la segunda fase, el ladrón retira la lámina con la impresión de la llave para realizar una copia exacta de la misma. Así es cómo puede acceder a la vivienda o local comercial sin dejar huellas o marcas en la cerradura.
Ladron robando en un domicilio con el metodo bumping

El método bumping en cerraduras

El método bumping se ha estado aplicando durante varios años. Al principio, era empleado por cerrajeros que, a petición de los propietarios, tenían que realizar la apertura de una puerta sin dañar la cerradura. 

Sin embargo, con tanta información que existe en Internet, ahora son muchos los ladrones que optan por este método tan silencioso. Método en el que tampoco necesitan tener la llave original para acceder a una vivienda o local comercial.

Esta técnica no daña ningún sistema de cierre de la puerta y puede ejecutarse incluso hasta en medio minuto. 

Lo único que necesitan es tener una llave bumping, es decir, que haya sido creada para este fin. Después, lo que hacen los ladrones es dar unos pequeños golpes en la llave para que los pistones del cilindro “bailen” y la llave que no es la original gire para realizar la apertura de la puerta.

Aquí te dejamos un video en el que explican en qué consiste el método bumping.

¿Cómo evitar el robo de bumping o impresioning?

En España muchas cerraduras están viejas o algo deterioradas. Por eso, en Cerrajeros Cuenca te recomendamos lo siguiente para evitar el método bumping o impresioning:

  • Actualizar las cerraduras, optando por opciones más complicadas de manipular por los ladrones. Puedes instalar escudos magnéticos o sistemas de seguridad más avanzados.
  • Buscar asesoría profesional para realizar la instalación de la cerradura seleccionada.
  • También sugieren simular que siempre hay alguien en casa para que no encuentren un punto débil. Una de las mejores opciones es dejar una o varias luces encendidas, pero que no sean las mismas todos los días.
  • Por último, existen cerraduras anti bumping, las cuales son ideales para combatir estos ataques externos.

Resbalón: Método para abrir puertas

Finalmente, otra de las técnicas que también suelen usar los ladrones es el método resbalón. Según las autoridades policiales, los asaltos a pisos son realizados con este método porque además de ser silencioso no daña la cerradura.

Lo único que deben usar es una tarjeta de crédito, radiografía o lámina de plástico. Esta la tienen que deslizar entre el marco de la puerta y el pestillo (conocido también como resbalón). Una vez hagan esto, la puerta se abrirá de inmediato.

No obstante, tanto ésta como las otras técnicas pueden resultar inútiles dependiendo del tipo de cerradura. Por ese motivo, aquí encontrarás un amplio catálogo de opciones con las que vas a tener mayor tranquilidad. No pierdas más tiempo y encuentra la que mejor se adapta a lo que necesitas y al presupuesto con el que cuentas.